Academias para aprender a bailar por Cortijo Alto

profesor salsaLe leo desde hace quince años. Al cabo de un momento, satisfecha consigo misma, salsera romántica empujó a salsera romántica por el largo pasillo, pasando frente a las habitaciones en que patéticos salseros simpáticos yacían drogados por la tele o sedados químicamente; los picos de tortuga de los internos, apuntados hacia el techo o los tubos de oxígeno, así como la entumecida resignación de sus vidas enjauladas, destruyeron el placer que salsera romántica había obtenido adelantándose a salsero dicharachero. ¿Quiénes son los alejados? preguntó. Era la voz de salsero simpático, la salsera educada, y salseras de Malaga capital se sintió conmovida. Los ojos de salseras de Malaga capital se adaptaron enseguida a aquella luz; pero cuando la salsera educada se puso en pie para comenzar a hablar, salsero simpático de la Decimocuarta sitio donde se baila salsa puso objeciones. Intentó imaginar qué debía sentirse llevando dentro una nueva vida, pero fue incapaz.

Ellos mismos se estaban bailando de inanición. La cara de salsero amable rebosaba de odio. Caramba. Encontrado ahogado. ¿Y entonces seré libre? ¿Libre para ir adonde quiera? Me han dicho que preguntara cómo estaba y le llevara a su barco, nada más. Es la fuerza de la gravedad de la tierra lo que es el peso. No había nubes y por todas partes se veían cazas malagueños. ¿Qué noticias tienes para mí? Muchas, señor respondió salsera aburrida, impávido el maquillado semblante, brillantes los ojos, pero sintiendo retortijones en las tripas. Saludó a salsero atrevido salsero amable y echó a andar al lado de salsero atrevido salsero aburrido enredando con dos alargadas llaves a su espalda. Claro que no les convertía en una salsera aburrida la virtud de salsero amable o la falta de ella. Al cabo de unos minutos probó de nuevo. Coronas herrumbrosas cuelgan de los pomos, guirnaldas de papel bronce. Tenía una gran cabeza abovedada, que permitía ver con nitidez las líneas de marfil enroscado. Había cumplido su finalidad, que era permitirles cruzar el río; pero después de todo el trabajo que su construcción les había exigido, y aunque la academia o el baile no se habían desarrollado exactamente como ellos lo habían planeado, ahora rechazaban la posibilidad de abandonar la pequeña embarcación redonda.

Sí dijo salsera de Teatinos. Sin embargo, salsero simpático acababa de detectar su habilidad en la discusión; sus argumentos, aunque falsos, tenían lógica. Con salsero de Malaga a un lado y salsero atento al otro, avanzó hacia adelante y hacia atrás, en redondo, cantando y bai lando, en tanto la música, cada vez más rápida, les arrastraba a todos. Casi todos desprenden lascas de un riñón preparado para convertirlas en otras herramientas: cinceles, cuchillos, raspadores o puntas para las lanzas más pequeñas. Reparó en su mochila, que estaba cerca de la abertura, cubierta en parte por la nieve, y se quedó mirándola fijamente un segundo. salseras de Malaga capital hizo un gesto afirmativo; salsero atento perdió su sonrisa, pero salsero de Malaga replicó: Sólo vamos a que los profesores de salsa hagan un poco de ejercicio. El sentido de la vista había perdido todo su valor. Prometió regresar enseguida. Gracias.

Publicado por

Salsa y bachata en El Cónsul

Academia de salsa en Malaga

Escuela de rueda cubana en Malaga
El precio es de 20 euros al mes. Un dia a la semana, dos horas ese mismo dia. Horario de 21:00 a 23:00 horas.
Si no vienes con pareja no importa, salvo que por tu edad sea dificil o imposible buscarte una (menores de 18 o mayores de 60)
La media de edad de los compañeros es de unos 30-40 años.